miércoles, 05 de agosto de 2020 
 
   NOTICIAS
   FORMACION
   CONCURSOS
  
   Links REGIONALES


¿Cuándo decidimos vivir entre muros?

[28/06/2010 | 20:29] Nota de opinión de un estudiante de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales a propósito de la Equidad Territorial y los barrios privados.




Siempre festejo al llegar a mi país porque aún sigo viendo, aunque debilitada, la clase media quizás más pudiente de Latinoamérica. El deporte me ha permitido viajar por diferentes ciudades del mundo y en uno de los últimos torneos que jugamos en Paraguay otra vez percaté esa diferencia. Los “guaraníes” me contaban que allá el rico es millonario y el pobre es muy, muy pobre y sus ciudades están salpicadas de barrios privados y hasta han llegado a un récord novedoso: los guardias de seguridad privada ya han superado en número a los policías. Imágenes de esta inequidad social, como muchos saben, suelen repetirse en ciudades como Johannesburgo, New York, D.F., Buenos Aires, etc.

No saben el nivel de asombro que me causo enterarme del llamado “Puerto Urquiza”. ¿Qué es esto? ¿Quiénes están detrás de este proyecto? ¿Cómo se gestionó? Preguntas que quizás muchos suelen realizarse con diferentes temáticas, a la que el ciudadano común termina, la más de las veces, desconociendo por falta de mecanismos saludables de información pública.

Si tomamos los elementos de la teoría clásica del Estado decimos que uno de ellos es el Territorio, además de Habitantes y Gobierno. Y el gestor del territorio local, de la ciudad de Paraná, es el Municipio. Preguntarse “¿cuando fue que los paranaenses decidieron tener barrios privados?” es totalmente legítimo. Muchas veces nuestros dirigentes olvidan que la representación no genera autonomía de decisiones menos aún cuando uno de los grandes debates en el mundo gira alrededor de los pasos progresivos que deberán dar los gobiernos desde una democracia representativa a una participativa (les recomiendo ver “Us Now – Nosotros ahora” de publicación on-line). Por ello clamo con la mayor fuerza de mi voz: ¿decidimos tener barrios privados? ¿Es esto una política de estado, un plan estratégico?

No podemos negar que el fenómeno de los countrys es algo bien real. Pero puedo asegurarles que no es un triunfo para salir a publicitarlo a los cuatro vientos. Quizás muchos conozcan pero otros deberán familiarizarse con conceptos tales como equidad territorial, ciudades inclusivas, ciudades sin periferias arrojados muchos de ellos en el último Foro Mundial de Urbanismo en Río de Janeiro en marzo del corriente precisamente abordando estas aparentes soluciones.

Avanzar en la constitución de barrios cerrados en la época de profundo crecimiento democrático es realmente una paradoja. Si bien la vida urbana se opaca con los niveles de inseguridad y aumento de la pobreza, la solución no es aislarse. Como dice Graciela Speranza hay que pensar en cómo se revitaliza el espacio público para que la ciudad sea un espacio atractivo, seguro, estimulante para el encuentro. Debemos abordar los problemas e intentar evitar aquello que sucede en San Pablo, donde diariamente cientos de helicópteros sobrevuelan el cielo de la ciudad desde los barrios cerrados hacia el centro de la ciudad. La prestigiosa antropóloga Teresa Calveiro define estas ciudadelas como urbes preparadas para protegerse del exterior, de la criminalidad y la marginalidad y que componen un microclima y un sistema de vida de encierro y goce.

La gestión del territorio debe estar abordada desde la óptica de generar equidad social a través de la inclusión social, ya que sólo así se logra disminuir la brecha entre ricos y pobres, evitando extremos de una pirámide social desigual donde unos viven amurallados y otros en villas miserias. Un Municipio del SXXI enfrenta agendas complejísimas, y a mayor grado de complejidad mayor ayuda y cooperación de sus vecinos y Sociedad Civil requiere porque ya no estamos frente a la sola prestación de los “ABL” sino frente a un actor de su propio desarrollo que piensa globalmente actuando en lo local. Donde necesariamente surge el urbanismo como método de gestión del territorio a fin de planificar ciudades sustentables a través de políticas de desarrollo. Definitivamente ésta no es una de ellas…

Las soluciones no son las ciudades de muros, la segregación social urbana, quebrar el tejido social, crear ciudades privadas o sociedades excluyentes. Quizás sea oportuno un artículo de Revista Ñ titulado “La elite decidió que no puede vivir en el espacio público”. Es hora de mirar las ciudades elogiadas globalmente por su carácter de políticas urbanas inclusivas: Medellín, Curitiba, Guayaquil. Léanlo como un grito: ¡esto no es una solución ni un privilegio son grietas que generarán abismos en nuestra Casa, en nuestra Paraná! Éstas son manifestaciones de ineficiencia de la administración de lo público, son tristes flagelos que manchan el rostro de nuestra “civilización”.

Paradojas aún más profundas: una vez me tocó estar por motivo deportivo en un country en Belem do Para, Brasil y los señores de allí vivían en barrios privados, asistían a clubes privados, tenían salud privada, educación privada, transporte privado, seguridad privada y era casi enigmático porque muchos de ellos eran administradores de lo público.

Juan Simón Zorrilla - Deportista
Estudiante avanzado en Ciencias Políticas
y Relaciones Internacionales

zorrillajs@hotmail.com

|| Fuente: (CAPER)




Home Servicios Contactos
CMS de Noticias Web Grandi y Asociados
Sistema Autogestionable para Portales de Noticias e Información Digital (CMS de Noticias)
CMS Noticias Online para Portales de Información Web